PIEL GRASA

¿Cómo distinguir la piel grasa del resto de tipos de pieles? Es muy fácil, ¿sabéis por qué? Porque su principal característica es la presencia de brillos que aparecen por la producción de sebo en exceso. En este tipo de pieles es normal encontrar puntos negros, imperfecciones varias y poros marcados en exceso.

¿Cómo poner fin a esta condición? Lo primero que hay que hacer es saber por qué aparecen estos brillos y, como hemos comentado antes, se dan por un exceso de producción de sebo por lo que en primer lugar habría que tratar la piel con un producto que logre un equilibrio en esa producción excesiva de sebo. Las consecuencias de esa producción de sebo era una dilatación de los poros haciéndolos muy marcados por lo que había que tratarlos para llevarlos a su estado original y, en el caso de tener impurezas y puntos negros, que probablemente así sea puesto que es otra condición de la piel grasa, tratarlos.

Como consejo general, os recomendamos que limpiéis la piel con un buen exfoliante un par de veces por semana. Como hemos dicho que en la piel grasa, los poros se dilatan y se abren, tendríamos que usar productos que no los obstruyan si no que ayude a eliminar esa dilatación.

El uso de un buen tónico, después de la limpieza con el exfoliante o con cualquier otro producto de limpieza facial, apto para pieles grasas, os va a ayudar a eliminar impurezas. Para eliminar los puntos negros, puedes usar una mascarilla indicada para ello entre una y dos veces por semana.