LLEGÓ LA HORA… DEL AUTOBRONCEADOR

Antes de que nos demos cuenta el sol y el calor nos obligarán a descubrir la piel poco a poco.

Empezaremos a utilizar menos maquillaje, llegarán a nuestras vidas los tirantes, el bikini, los vestidos y descubriremos nuestros brazos.

Salvo que seáis de los afortunados que no necesitan trabajar para vivir, lo más normal es que esta transición (junto con el temido cambio de armario) nos pille trabajando, con actividades familiares y sociales y en resumen, con poco tiempo para adaptarnos a ello.

Por eso creo que ahora es el mejor momento para probar los autobronceadores (y cualquier tipo de bronceado sin sol). Porque si cometemos algún error, aún podemos «esconderlo» bajo la ropa o el maquillaje.

Como cada año, llega la promesa de las marcas de que han mejorado el olor, la textura, el riesgo de dejarnos manchas, así como nuestras dudas sobre cómo aplicarlo correctamente o cual elegir. Pues vamos a comprobarlo.

Sabéis que de toda la vida, mi obsesión por protegerme del sol y la piel clarita que tengo, me ha hecho utilizarlos y casi, convertirme en una experta (aunque solo sea por los años de pruebas y errores).

Hoy os quiero hablar de uno que me acompaña cada año y que hoy mismo vuelvo a utilizar para dar «un toque de sol» a la cara: Face Magic Drops de Collistar.

Se trata de un producto chiquitín pero que os aseguro que os puede durar muchos meses porque se aplican solo unas gotas. De hecho, a mi me encanta utilizarlo también en verano cuando ya estoy algo morena (o ligeramente bronceada, en mi caso) que es cuando en realidad los autobronceadores quedan mejor.

Pero en este caso, partimos de cero porque este año, tengo la piel sin apenas machas pero muy blanquita.

Dicen que queda tan bien (en menos de una hora te da un color dorado que parece que vuelves de pasar el día en la playa) gracias a su fórmula con extracto de cáscara de nuez y DHA Rapid.

Pero os cuento mi truco, sobre todo para las que no estéis muy acostumbradas a utilizar autobronceadores: Se puede utilizar directamente (es lo que recomiendo si tienes algo de color) o mezclado con tu crema hidratante, y así arriesgas menos pero en varios días consigues el tono deseado.

 

Contiene vitamina E y además, hidrata y deja un tono sedoso en la piel.

Importante lavarse bien las manos después de utilizarlo y por supuesto, utilizar protección solar como siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.