Suscribete

Suscríbete a la Newsletter

    *Suscríbete para recibir las últimas promociones y códigos de descuento de Sumire kanari
    Top
    Image Alt
    Noticias

    Sumire Kanari

    Ritual de belleza japonés para el cuidado del cabello

    Hace poco os hicimos un post en el que os hablábamos del layering de belleza japonés haciendo referencia al cuidado de la piel, hoy os hablamos del layering japonés para el cuidado del cabello. Recordad que la palabra “layering” hace referencia a “capas”, capas de productos que se aplican para llevar a cabo la totalidad del proceso.
     
    Cada una de estas capas, aporta un beneficio diferente.
     
    El proceso / layering / ritual de cuidado par el cabello que os presentamos hoy, hay que repetirlo al menos cada dos lavados y durante un tiempo para poder ver los resultados.
    Por cierto, ¿cuántas veces a la semana os laváis el pelo? En occidente tenemos la costumbre de lavarnos el pelo muy a menudo sin embargo, no somos conscientes que es un acto que puede perjudicarnos ya que no se suelen usar champús de calidad y esto hace que dañemos más que cuidemos. Con un lavado a la semana es suficiente.
    A continuación os explicamos el proceso a seguir para lucir un pelo suave, sano y liso como el de los japones@s.
    ETAPA 1. Baño de aceite.
    Nuestro cabello tiene una capa de sebo que, a la vez que lo protege, le aporta brillo. El problema es que en el día a día nos encontramos con agentes externos e internos que lo dañan. La contaminación,  los rayos UVA y UVB, el ritmo frenético de la ciudad (polución, estrés, tubos de escape…), comer mal…todos estos contras afectan a la nuestra salud en general.
    El primer paso que tenemos que dar es llevar a cabo un baño de aceite. Si si, como estáis leyendo, un baño de aceite. 
     
    ¿Cómo hay que llevarlo a cabo?
     
    En primer lugar hay que elegir un aceite adecuado a las necesidades que queremos cubrir y siempre elegiremos un aceite bio. 
     
    Aplicaremos el aceite poco a poco, si tenéis el pelo graso hay que evitar la zona de la raíz. Tenéis que aplicar la cantidad justa, ni mucho ni poco porque, si nos pasamos y dejamos la melena empapada en aceite pasaremos una semana con el pelo graso aunque lo lavemos varias veces. Por esto, es mejor quedarse corto. Cogeremos el truco y la cantidad adecuada cuando lo hayamos lavado varias veces.
     
    Para mejorar la eficacia, os recomendamos hacer como ellos y envolver el pelo en papel film o en gorro de plástico y, a su vez, pondremos encima una toalla caliente durante unos 30 minutos.
     
    Este tratamiento es dar al pelo un aspecto liso y suave. Si el pelo está dañado no lo va a reparar.
     
    Más adelante os haremos un post recomendando algunos aceites que podéis utilizar.
    ETAPA 2. El champú doble.
    Si hemos llevado a cabo el baño de aceite, ahora mismo tendremos el pelo aceitoso.
    En un primer momento, mojaremos el pelo con agua tibia  y haremos el primer enjabonado. No hay que coger una gran cantidad de champú. Haremos un pequeño masaje desde el cuero cabelludo y lo enjuagaremos con agua.
    Después haremos un segundo enjabonado y repetiremos el proceso de enjuague con agua clara y tibia.
    Al igual que con los aceites, en otro post os haremos recomendaciones de champús y os contaremos como hacer vuestro champú personalizado y casero.
    ETAPA 3. El desenredado.
    Los japoneses, como cualquier se humano, odian los nudos, no los soportan. Quitar los nudos es desagradable y, si lo hacemos con un cepillo / peine inadecuado, lo rompemos y dañamos.
    Lo mejor es usar un acondicionador.
     
    El acondicionar no hace espuma y no se aplica como el champú, hay que coger una pequeña cantidad y distribuirlo por el cabello sin aplicarlo directamente en el cuero cabelludo puesto que podemos generar grasa. Lo dejamos actuar un rato y enjabonamos.
     
    Intentad comprar acondicionadores bio.
     
    En el siguiente post, os contaremos algunas recetas caseras de acondicionadores. 
    ETAPA 4. El brillo.
    Si os fijáis, es raro encontrar una japonesa que no luzca un pelo espeso, largo, saludable, brillante y sedoso.
    Una vez que hemos llevado a cabo las etapas anteriores, vamos a trabajar el brillo del pelo.
    Esta etapa tiene como objetivo aportar luz al pelo. Vamos a usar como siempre, productos naturales que no contengan químicos ni siliconas.
    Usaremos productos abrillantadores, gloss o “son éclat” que podemos comprar en herbolarios o tiendas ecológicas. Los tenemos en spray, crema, sérum…se aplican sobre el cabello húmedo una vez que hemos salido de la ducha.
     
    Como hemos mencionado anteriormente, en el próximo post os haremos unas recomendaciones caseras.
     
     
    ETAPA 5. Secado y peinado.
    Cuando salgáis de la ducha, enrollaros una toalla limpia en el pelo, de este modo, empezaréis un secado suave del cabello. Después la quitamos y empezamos a secarlo, si podéis, dejarlo secar al aire libre puesto que aplicar calor en exceso perjudica. Pero, dejar secar al aire libre no implica salir a la calle con el pelo mojado ya que mojado es mucho más sensible a los agentes externos.
    Si por velocidad necesitamos usar el secador, siempre lo haremos con la temperatura más baja posible. El secador reseca y vuelve el pelo quebradizo.
    Por otro lado, hay que intentar en la medida de lo posible llevar el pelo suelto y no abusar de hacer colas altas, moños, etc. Llevar el pelo recogido, con cintas y muy ceñido, lo rompe y lo vuelve frágil.
    En el próximo post, os contaremos cómo podéis hacer productos caseros para fijar vuestros peinados sin tener que apretarlos demasiado y hacer que se dañen.
    Esperamos que os haya gustado nuestra entrada de hoy y que en cada una de ellas aprendáis un poquito más.

    Publica un comentario

    Siente la magia de la cosmética asiática en tu piel
    You don't have permission to register

    Reset Password