Sobre Sumire Kanari

«La vida es un sueño, y para soñarla hay que vivirla»

Nuestra historia

Esto lo lleva grabado a fuego Laura, la fundadora de Sumire Kanari. Laura es una chica que vive y sueña con explorar, descubrir y sentir el mundo; su pasión la ha convertido en obsesión pero, como todo, todos tenemos nuestras debilidades y Laura no iba a ser menos.

Dentro de ese amor a la Tierra, tiene claro cuál es su continente preferido, su cultura y su perdición, el lugar en el que podría perderse durante meses, años…y jamás se aburriría, el continente asiático.

A parte, os vamos a contar otra curiosidad sobre la fundadora que nada tiene que ver con Asia. Laura es logopeda y os preguntaréis…¿qué tiene que ver la obsesión con viajar y la logopedia con la cosmética asiática? ¡Muy fácil! Por su profesión, Laura está muy ligado al mundo del cuidado facial, ejercitación muscular oral, buena alimentación, buenos cuidados de la piel, buenos hábitos de vida…si si, ¡¡¡la logopedia no es solo “ese niño que no pronuncia la /r/!!! Incluso hay una parte que se dedica a la estética facial. Pero no estamos aquí para hablar de eso, estamos aquí para contaros la historia de cómo surgió todo.

A todos estos datos añadimos que Laura es una chica emprendedora a más no poder por lo que su mente no puede dejar de crear y pensar y, no os lo vais a creer…Sumire nació así sin más en un viaje por Vietnam. Estando sentada en los campos de arroz de SaPa viendo la vida pasar, decidió que iba a unir lo que más le apasionaba en el mundo: continente asiático y logopedia / cuidado facial.

Nuestro objetivo no es ser una tienda de cosmética coreana, nosotros queremos llegar más lejos. El continente asiático ofrece mucho y queremos acercaros tanto su cultura en todos los niveles como sus secretos de cuidado de la piel que son muchos, variados y…¡¡¡de todos sus países!!!

Es un proyecto complejo que se toma con mucha ilusión y que esperamos que lo disfrutéis tanto como nosotros.

La idea

¿Por qué Sumire Kanari?

Sumire kanari nace de la unión de dos preciosas palabras japonesas. Sumire significa violeta, refiriéndose a la flor y kanari, significa bonito. 

Según la tradición japonesa, la flor violeta hace alusión a un pequeño amor, a la sinceridad, a una pequeña alegría… 

Como podéis ver, la fusión de ambas coge aún más fuerza, esa fuerza que necesitamos para transmitir la belleza de lo que verdaderamente queremos que sea Sumire Kanari. Un bonito pequeño gran amor, un bonito pequeño pero gran regalo.

Nuestros beneficios

Desde Sumire Kanari ofrecemos facilidades para el mundo actual

Calidad

Ofrecemos solo productos de calidad y beneficiosos para tu salud

Asesoramiento online

Ofrecemos asesoramiento en línea para que puedas escoger el mejor producto para ti

Envíos internacionales

Ofrecemos nuestros productos a nivel internacional